Sistema de nebulización

 

El método de enraizamiento de las plantas, es posible gracias a sistemas capaces de proporcionar altas humedades relativas por medio de sistemas de nebulización intermitente, que consigue mantener vivas las estaquillas hasta que enraízan.

Características

La nebulización la produce la salida de agua a presión por boquillas atomizadoras de diversos tipos, siendo mejores las de menor caudal

Los sistemas de nebulización utilizan bombas de alta presión que empuja el agua a través de unos inyectores que son los encargados de pulverizar el ambiente y aportar agua a muchas plantas.

El consumo de agua es bastante menor que cualquier otro tipo de riego donde se puede dosificar el agua con una buena precisión.

Este tipo de riego distribuye homogénea y suavemente el agua sobre toda la zona que deseamos. La nebulización no sólo produce una alta humedad relativa y un descenso de la temperatura alrededor de las estaquillas sino también una fina película de agua sobre sus hojas cuya temperatura así mismo disminuye debido al agua que las moja y a la evaporación de ésta.

También disminuye la presión de vapor interna de las hojas l o que hace descender su ritmo de transpiración sin dificultar su fotosíntesis necesaria para la formación de raices. En estas condiciones el enraizamiento de la planta se produce al cabo de los dos meses.

El sistema de nebulización que aplicaremos será intermitente para no mojar demasiado el sustrato ni bajar mucho la temperatura de las estaquillas y del medio enraizamiento ya que resultaría perjudicial, por lo que es necesario un mecanismo regulador de los intervalos de tiempo entre riegos y la duración de estos.